Consultoría Pyme

Regresar a Planeación estratégica

Home > Dirección y administración > Planeación estratégica > Análisis a través de la matriz D.A.F.O.

Análisis a través de la matriz D.A.F.O.

Matriz D.A.F.O.

Matriz D.A.F.O.

El análisis D.A.F.O. (Debilidades, Amenzas, Fortalezas y Oportunidades) aunque puede realizarse con fines mercadológicos, también tiene utilidad en el campo de reingeniería, en la mejora continua y hasta en el establecimiento de un nuevo negocio si es aplicado con una investigación de mercado como base. Por lo general, se aplica cuando un negocio se encuentra operando y depende del tamaño de la empresa la complejidad de su aplicación, ya que ésta debe hacerse primero como empresa y luego por gerencias, departamentos, etc.

Utilidad

En las PyME´s podemos usarlo tanto para iniciar, como para reinventar nuestro negocio. No hay una época o suceso en especial que implique hacerla, de hecho debe aplicarse con regularidad para conocer nuestro panorama interno y externo antes de ocurra algo que consideremos malo o incluso catastrófico. Es como una revisión médica periódica, es decir, no es necesario sentirse mal para realizarla y su periodicidad esta ligada al término de planes y acciones tomadas en el análisis anterior.

 Conceptualización y diagnóstico

El análisis D.A.F.O. se conceptualizará tomando 4 aspectos que al irse cruzando y comparando nos podrá arrojar panoramas que no hubiésemos podido contemplar de otra forma y también arrojar respuestas sobre problemáticas presentes o futuras.

De los 4 aspectos 2 son Externos y 2 Internos. Los cuales se presentan a continuación:

 INTERNOS

  • Fortalezas: Cualidades internas de la empresa para solucionar problemas o desarrollar el negocio.
  • Debilidades: Defectos propios de la empresa y que solo ésta por si misma puede evitar.

 EXTERNOS

  • Oportunidades: Ventajas que tiene la empresa para poder desarrollarse ante sus competidores o de crecimiento. Para que sea considerada como Oportunidad, no deberá depender de ninguna forma de la empresa su aparición o extinción. Por ejemplo: disposiciones legales,  cierre de empresas del mismo giro.
  • Amenazas: Problemas presentes y futuros que tendrá la empresa y que deberá afrontar, tales como fenómenos naturales, disposiciones fiscales adversas, aumento en el costo de materias primas, etc.

Para facilitar su definición podríamos plasmarlos en una matriz, que podría quedar como la figura siguiente:

 

-          de esta forma, podríamos incluso en equipo, a través de una lluvia de ideas, determinar cada uno de los argumentos o variables correspondientes a cada cuadrante.

 Pasos para el análisis D.A.F.O.

 Comparación entre cuadrantes

1.- Variables Internas (F y D), es decir, los que se encuentran en la parte superior. Este cruce refiere la cancelación de la mayoría de las debilidades con las fortalezas reportadas, las que no puedan cancelarse deberán apuntarse como primera prioridad de cambio.

2.- Variables externas (O y A), registrados en la parte inferior de la matriz, deberán de igual forma anularse las oportunidades con las amenazas registradas y las que no puedan asociarse unas con otras deberán tenerse a la mano para el siguiente paso del análisis.

3. Deberá realizarse el cruce de las variables encontradas del lado izquierdo de la matriz, asociando nuestras oportunidades con nuestras fortalezas, lo que nos indicará la capacidad de desarrollo que tendrá su empresa.

4.- Deberá realizarse el cruce de los conceptos en el lado derecho de la matriz, y registrar los que coincidan o esten relacionados y los que no.

 Cruce de variables

A continuación podremos tener una idea clara de la situación general a la que aplicamos el análisis ya que como se mencionó en un principio, puede aplicarse a la empresa en general, departamentos, productos, etc.

El resultado del cruce de las variables F y D nos arrojará el grado de eficiencia que tiene el objeto de estudio, de tal forma que si las debilidades superan a las fortalezas o en su mayoría no se encuentran relacionadas, será un "foco rojo” en la organización ya que internamente tendremos problemas de operación y desempeño.

El resultado del cruce de las variables O y A, denota el grado de hostilidad del ambiente en el que se encuentra o que enfrentará la empresa, ya que de no equivalerse la mayoría de las amenazas con las oportunidades o al tener muchas amenazas y pocas oportunidades, podríamos tener un clima empresarial y/o externo bastante adverso.

El resultado del cruce de las variables F y O, denota la capacidad presente y futura para afrontar retos y desarrollar el objeto del presente análisis (producto, departamento, etc), siempre y cuando podamos eliminar la mayoría de las debilidades con las fortalezas y oportunidades, de lo contrario, podríamos no estar preparados para tomar las oportunidades que se nos presenten.

Por último, el resultado del cruce de las variables D y A implicará en las que coincidieron o estuvieron relacionadas, “foco rojos”, es decir, fallas esenciales que se deben corregir, ya que competen incluso a problemas futuros que se pudieran presentar.

Conclusiones y recomendaciones

Como en todo tipo de análisis es importante ser muy objetivos al momento de determinar conceptos y sobre todo muy realistas, si bien pueden ponerse hasta los detalles mas mínimos, es de vital importancia que los argumentos sean verídicos y verificables, para trabajar con situaciones concretas y no con supuestos.

 De cualquier forma la asesoría de un profesional puede ir de la mano con la dirección y trabajo de análisis de la empresa, ya que podrá en momento dado, guiarle en caso de dudas, ayudarlo a superar las excepciones y asesorarlo en el diseño de análisis adecuado a su negocio.


© 2007 - 2014 Consultoría Pyme. Visite también Estrategik Solutions. Capital Humano | Think